Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff Administrativo
Elena Gilbert
Damon Salvatore
Caroline Forbes
Aleksand Bright
Faye Chamberlain
James T. Cromwell
Rebekah Mickelson
Reichen Morgan
compañeros


estadísticas

OTOÑO

PRÓXIMA LUNA LLENA:
10 DE NOVIEMBRE
10 DE DICIEMBRE
Últimos temas
» Que pasa con todos???
Dom Mayo 20, 2012 2:08 pm por Emily Leroux.

» Panem's Blood {Afiliación Élite}
Jue Mayo 17, 2012 9:24 am por Invitado

» The diarie Vampire //REABIERTO//NORMAL
Mar Mayo 15, 2012 3:38 pm por Invitado

» Party Is My Life [Elite] [Famosos // 2014 // +18 // NUEVO]
Lun Mayo 14, 2012 8:00 pm por Invitado

» Hunterworld (cambio de botones) (Afiliacion Élite)
Lun Mayo 14, 2012 8:20 am por Invitado

» Supernatural Role Playing Game Foro (Recien abierto)<Afiliación élite>
Dom Mayo 13, 2012 7:44 pm por Invitado

» Esta noche...Chicago es nuestra [Katherine]
Sáb Mayo 05, 2012 11:03 am por James T. Cromwell

» After Dawn {Twilight +18} {Afiliacion Elite} {Pj's DISPONIBLES}
Sáb Abr 28, 2012 3:17 pm por Invitado

» Full Moon (elite)(se necesitan pj's)(se buscan a Jacob Black, Jane Vulturi, Emmet McCurty, Rosalie Hale entre muchos otros)
Vie Abr 27, 2012 9:12 am por Invitado


síguenos!

créditos


Para la realización de "Appetites" hemos hecho mano de los siguiente sitios web:

http://weheartit.com/ De donde obtuvimos varias de las imagenes

http://www.foroactivo.com/ Quien proporciona el acceso al foro, así como los estilos y códigos.

Los personajes e historia son parte del mundo de L. J Smith creadora de las sagas "The Vampire Diaries" y "The Secret Circle" mismas que The CW ha llevado a la pantalla.
Los administradores solo nos hemos encargado de adaptarlos.
A todos ellos, GRACIAS


En mesa (Aleks y Gnusmer)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Kirinna el Sáb Mar 17, 2012 8:38 am

El invierno empezaba a quedar atrás, dando paso a la estación favorita del año para Kirinna; la primavera. ¿Porqué esa? Porque nunca hacía demasiado frío, ni demasiado calor, los días no eran completamente soleados, y tampoco absolutamente nublados. Era la época de equilibrio perfecta, con sus altibajos que tanto interés despiertan en los Kitsune, amantes del caos.

Tras haber gorroneado de lo lindo en la fiesta de aquella curiosa mansión, ahora tocaba ponerse manos a la obra. Si quería poder comprar toda la ropa y cursiladas que eran de su interés iba a necesitar al menos un trabajo por horas, así que debía madrugar para estar presentable.

A las afueras de la ciudad, había encontrado un pequeño sitio apartado y bastante escondido, con un estanque de agua, lugar donde había hecho su cueva provisional para vivir. Como conejo emergiendo de su madriguera, unas delgadas y largas orejas se asomaron, agitándose a los lados cuando percibían los sonidos que les transmitían la naturaleza.

-¡Hora del baño!- De un salto, salió entera de su cueva para zambullirse en el agua, saliendo a los pocos segundos y sacudiéndose entera la piel desnuda, que empezó a lavar con suma delicadeza y cuidado.

Tras el baño, se arregló el pelo y maquilló levemente su juvenil rostro, usando por espejo la superficie del estanque. Finalmente, transformó con sus poderes un montón de hojas en ropa que ponerse: una camisa de tirantes rosa, completamente lisa, con unos pantalones vaqueros de tono azul claro, bien ajustados.

-Lista para la caza- Tras lamerse los labios, empezó a saltar de árbol en árbol hasta llegar a la ciudad de Mystic Falls, donde empezó a caminar por las calles como una persona normal, guiñando un ojo de vez en cuando a los hombres que se quedaban embobados mirándola.

De sus bolsillos, sacó un papel, que parecía un mapa dibujado por un niño pequeño, con varias señalizaciones.

-Veamos... empezaré por lo más fácil, restauración... hay varias cafeterías en el centro... un restaurante... ¡Oh, éste tiene buena pinta! Mystic Grill... ¡A la derecha!- Con una amplia sonrisa, se dirigió al que parecía ser el restaurante más visitado de la zona, además de que parecía ser también el mejor ubicado.

Una vez allí, tras varios regateos, así como el uso de sus armas femeninas con los encargados, logró que la aceptaran en prácticas durante ese día. Si conseguía buenos clientes y no rompía nada, el trabajo sería suyo. Los encargados le cedieron un uniforme, que ella misma se arregló para que fuera de su talla. No estaba mal, un poco tapado para su gusto, pues había que hacer demasiadas filigranas para lucir un buen escote, pero la falda corta y frisada era un encanto.

Como las mesas del interior ya tenían con quien atenderlas, le encargaron la terraza del restaurante. Mejor, sería más fácil llamar la atención de los clientes estando fuera. Lo único que tenía que hacer era acercarse a todas las personas que pasaran cerca del restaurante para invitarlos a tomar su rica comida (y a deleitarse la vista con su belleza, añadía para sí).
avatar
Kirinna
Demonios Kitsune
Demonios Kitsune

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Aleksand A. Bright el Sáb Mar 17, 2012 10:38 am

Muy rara vez se había encontrado en una situación como esta. El joven cazador estaba tenso de pies a cabeza con todo lo que había logrado construir a punto de derrumbarse. Elena claramente sospechaba de él y posiblemente ya supiese la respuesta, con Stefan y Damon Salvatore dando vueltas. Alice parecía ser una completa extraña, y eso que vivían ambos en la misma casa...y Reichen bueno, quizás era lo único que aún podía considerar en "buen estado".

Se duchó rápidamente, y con la misma velocidad se cambió de ropa. Llevaba una camisa negra y pantalones vaqueros de un azul oscuro. No quería estar mucho tiempo en esa casa desierta, no después de la última discusión que hubo allí.
Hizo el camino típico que hacía cuando necesitaba un poco de paz. Inevitablemente recordó a Isabella al pasar frente a la pista de patinaje sobre hielo, tenia infinidades sin saber de la francesa.
El aire del pequeño pueblo era refrescante, conjunto al leve aroma de las flores que anuncian el inicio de la primavera. La situación alfin le había logrado arrancar una sonrisa en el rostro.

Podía ver el Grill no muy lejos, y extrañado por la cantidad de gente se acercó por mera curiosidad. La atención, principalmente de la clientela masculina, parecía estar centrada en alguien cuyo rostro no había visto antes, era suave y aterciopelada e iba de persona en persona como una mariposa. No tuvo más opción que reír levemente pues la escena era casi irreal y como si hubiese caído bajo un hechizo caminó hacia ella sonriente.

-Este lugar esta más alborotado que de costumbre ¿Acaso hay comida gratis? - Le dedicó su mejor sonrisa, con sus celestes ojos brillando como faroles ante la luz del exterior






Cuando no hay vampiros cerca, los humanos se van de fiesta~:


avatar
Aleksand A. Bright
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 28/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Gnusmer el Sáb Mar 17, 2012 7:53 pm

Gnusmer vivía en un estudio de apenas 30 metros cuadrados. Nada más abrir la puerta se podía ver la cama al fondo y una mesita de color negro. Al lado estaba el sofá, y una mesa auxiliar para poner la comida mientras uno miraba la televisión. Frente al mini comedor estaba la entrada al cuarto de baño constituida por un plato de ducha, lavabo y váter. La cocina al lado, minúscula. Una nevera con apenas comida, un fregadero y el mueble con los fogones. Uno tenía que ser muy ordenado para poder vivir cómodo, pero Gnusmer aún le sobraba espacio. Por las paredes tenía clavadas miles de fotografías, mapas, recortes de revistas o de prensa. Todo eran pistas de vampiros. Sobre la cama había un corcho con varias fotografías en donde la cara de los sujetos estaba oculta por las chinchetas que se les ponía. Eran las presas capturadas. Sus trofeos.

Gnusmer estaba tumbado en la cama. Aún vestido. Llevaba pantalón vaquero de color gris oscuro con algunas manchas blancas desteñidas. La camisa verde oliva la llevaba desabrochada. El brazo derecho lo dejó caer sobre su cara. No quería que le dira la luz. Sin embargo, sentirse a oscuras le dejaba la puerta abierta a su mente para recordar. Y no quería. No deseaba revivir una y otra vez la noche que perdió a sus padres. Apretó los puños, fuertemente. Sin darse cuenta se clavaba las uñas en la palma de su mano.

*Se acabó. Es hora de dar un paseo*, pensó.

Gnusmer se levantó de la cama. Abrió el cajón de la mesita que tenía al lado de la cama. El Receptáculo contenía varios papeles garabateados con pistas de las localizaciones de los vampiros. Todas las hojas escritas a mano, con un trazo fino por la pluma. Gnusmer metió la mano en busca de sus gafas de sol y cerró el cajón de cualquier manera. Caminó hacia el baño para mirarse en el espejo. La imagen le devolvía un joven de 25 años. Pelo liso escalonado de color marrón claro que le caía por los lados de su cara, hasta los hombros. La raya al medio, dejando que los mechones de su flequillo estuvieran a los lados de sus ojos verdosos. El Gnusmer reflejado le devolvía una mirada dura. Tal vez por su aspecto dejado. Llevaba barba y bigote de cuatro días. Se abrochó la camisa y se pasó los dedos por su cabello, intentando peinárselo.

Tras arreglarse, se palpó los bolsillos traseros de su pantalón para cerciorarse de que llevaba las llaves y el billetero. Al notarlos, giró sobre sus talones y salió del estudio en donde vivía. El estudio lo tenía en un entresuelo. Gnusmer ajó las escaleras con garbo y se metió las manos en los bolsillos de los pantalones. El aire fresco de la calle le sentó bien en la cara. Necesitaba caminar y despejarse. Se puso las gafas de sol para protegerse de la luz, aún le dolía la cabeza. Caminó varias calles mirando al suelo. Hasta que el sonido de varias voces le llamaron la atención. El follón provenía de una cafetería con terraza. A simple vista parecía que necesitaban más mesas fuera que dentro del local. Miró el reloj de su móvil Nokia desfasado que parecía más un ladrillo que una herramienta de comunicación. Apenas era mediodía.

*Cualquier hora es buena para tomar un trago*, pensó decidido.

Se metió en la terraza y se sentó en una mesa que acaban de abandonar. Aún tenía los vasos y platos de los anteriores consumidores. Mientras esperaba que le atendieran, sacó del bolsillo de su camisa un paquete de tabaco. Abrió la caja y sacó el encendedor de su interior y un cigarrillo. Justo cuando se llevaba a sus labios el cigarrillo fue interrumpido.
avatar
Gnusmer
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Kirinna el Sáb Mar 17, 2012 8:25 pm

Coser y cantar. Esas eran las dos palabras que mejor definían esa situación, además de que eran las que más veces llegaban a la mente de la jovencita que no paraba de sonreír, tanto para sí misma, como de los clientes, que a veces se tropezaban entre ellos intentando llegar a ocupar alguna de las pocas mesas que quedaban libres. A alguno incluso se le resbalaba la botella de refresco que sujetaba.

Había vestido todo tipo de uniformes, y se conocía de sobras todos los trucos para lucirlos debidamente cada uno de ellos. Ese no era una excepción. Lucía una camisa blanca abotonada, lo justo para no provocar un escándalo ni tampoco dejar con demasiadas ganas. Por encima de la camisa, una delgada y ajustada torera cubría sus brazos y remarcaba las curvas del bajo-pecho. La falda, de color negro a conjunto con la parte superior, era corta, acababa por encima de las rodillas y al ser frisada, su vuelo era mucho más elegante y exótico, si sabías como moverte.

Lo que más le divertía era ver como no sólo hombres se acercaban provocados por sus encantos, sino que incluso mujeres caían víctimas de su encanto.

Mientras disfrutaba de su tremendo éxito, un joven se le acercó por un lado, con una amplia sonrisa. Parecía joven, además de bastante mono y desprendía un curioso aroma alarmante y atrayente a la vez.

Kirinna parpadeó unas cuantas veces, mirándolo antes de responder.

-Pues mientras los encargados no digan lo contrario, lo único gratis hoy es sacarse fotos con la camarera nueva- Dijo simpática, guiñándole un ojo mientras buscaba con la mirada alguna mesa libre -¿Deseará el caballero tomar algo? Ahí al fondo acaban de dejar una mesa libre-

Por desgracia, en el escaso paso de tiempo que iba desde que se había girado a informar al desconocido a volver a mirar la mesa, un hombre ya la había ocupado.

-Upsa... disculpe un segundo, intentaré hacerle hueco- Caminó con pasitos cortos pero rápidos hasta la mesa donde el hombre se había sentado, que ya empezaba a fumar.

-Muy buenos días caballero, disculpe las molestias- Dijo tranquila y encantadoramente, mientras retiraba las consumiciones de la anterior mesa -Verá, estaba llevando a ese jovencito a esta mesa cuando usted se ha sentado y resulta que ahora tenemos lleno en el local, ¿Le sería mucha molestia compartir mesa con él? Al menos hasta que quede otra libre, ¿Por favor?- Replicó Kirinna haciendo pucheros con los ojos y poniendo un poco de morritos (y de escote).
avatar
Kirinna
Demonios Kitsune
Demonios Kitsune

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Aleksand A. Bright el Sáb Mar 17, 2012 9:11 pm

Por el momento todo problema en su mente había desaparecido, el ver la gente tan animada a su alrededor y la sonrisa perfecta de la camarera le recordaron justamente los principios y valores que debía seguir defendiendo, aún si Elena terminaba desconfiando de él... aún si Alice terminaba siendo una desconocida.

Deseó que Reichen estuviese allí, indiscutiblemente la situación daría para mucha diversión entre ambos, si había que reconocerle algo al hechicero era su don del habla y sus observaciones únicas respecto a los demás.
Seguía con la mirada a la nueva camarera, tenía una belleza particular que jamás había visto antes provocando que su curiosidad rondara todo el tiempo sobre ella. Apenas se había fijado en lo que los demás obviamente denotaban, simplemente el aire a su alrededor lo hacía querer jugar y no exactamente a un juego sin riesgo.

-Que suerte que haya traído mi billetera conmigo entonces- sonreía perfecto él también y había dejado en claro inconcientemente que su persona era mucho más que lo que llegaba de una primera impresión- Ya que me lo has ofrecido tan amablemente, no puedo negarme. Deber de caballero - Hablaba de un codigo inexistente pero en el cual él feacientemente creía. Se limitó a seguirla con una mano en su bolsillo y su sonrisa característica en el rostro.

Antes de llegar ya había analizado con la mirada a su "quizas" futuro compañero de mesa. Tendría unos años más que él y la expresión dura en su rostro le trajo un sin fin de recuerdos de toda su vida. Llevó la mano desde su bolsillo a la cintura para posicionarse cerca de la silla en la mesa- Por mi parte no hay problema ¿Qué dices, amigo?- Le miró a los ojos, ambos con una claridad inmensa. Existía una conexión allí que probaría ser desafío en el futuro




Cuando no hay vampiros cerca, los humanos se van de fiesta~:


avatar
Aleksand A. Bright
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 28/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Gnusmer el Dom Mar 18, 2012 11:29 am

Una simpática...

*Zorra*, pensó.

… parecía contrariada porque no controlaba la terraza.

-La mesa estaba libre y no tiene el cartel de ocupado.

Gnusmer, a través de sus gafas de sol, desvió la mirada al escote que se dejaba ver con esos botones desabrochados. No prestaba atención de que le estaban colando una mesa para dos en su jeta. Miro al joven que empezaba a tomar asiento. Un chico más joven que él. Rubiales, ojos azules y vestido de manera clara. La...

*Zorra*, pensó de nuevo.

… limpiaba la mesa mientras Gnusmer miraba al jovenzuelo.

-Ya que juegas a Celestina y me emparejas con... - dejó un espacio de tiempo para que el chavalín pudiera decir su nombre- Te agradecería que me trajeras un Vodka o de lo contrario no hay quien aguante esta... “solución”.

*Mierda*, opinaba en realidad.

Encendió el cigarro. Inhaló humo y lo soltó poco a poco, mirando fijamente al joven. Tenía unos rasgos duros.

*Muy del norte*, creía.

-Y bien, Álex -dijo sabiendo que lo decía mal-, tienes pinta de ser norteño. ¿Alemania?

*Aunque con esa cara, podría ser un franchuten afeminado*.

Le dio otra calada al cigarrillo. Cogió el paquete y se lo ofreció al chico.

-¿Uno? De algo nos tenemos que morir.
avatar
Gnusmer
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Kirinna el Dom Mar 18, 2012 12:01 pm

El joven que la seguía de cerca, no dejaba de sonreír, parecía como si llevara una máscara puesta y no pudiese cambiar su expresión. Aunque tampoco era nada malo, tenía una sonrisa bonita. Por otra parte, el otro hombre sentado en la mesa era un poco más mayor... un maduro interesante eran las dos palabras que lo definían en la mente de la joven Kitsune.

Según parecía, el joven de cabello claro no tenía ningún inconveniente en compartir mesa con un completo desconocido. Aunque con esas facciones serias, ese cuerpo ancho y musculoso... y esos ojazos verdes... Kirinna casi podía sentirse babeando.

Pese a que pareció pensárselo un poco y no estar completamente de acuerdo con el trato, el hombre sentado accedió a regañadientes, a cambio de poder tomarse un vodka. Ella encantada, a más cara la consumición, mejor iba a ser para ella y su futuro empleo.

Una vez limpiada por completo la mesa, Kirinna añadió un cenicero recién lavado, dos cartas para que pudieran elegir si tomar algo más y un cubilete de servilletas. De forma sutil, se sacó una libretita para tomar las notas, juntando bien los brazos a los lados de su cuerpo, mientras se inclinaba levemente, presumiendo nuevamente de su generoso escote y una amplia sonrisa.

-Tenemos un vodka para el caballero, ¿Qué más van a desear tomar? Por si les interesa, los desayunos están recién hechos en cocina... tenemos bollería, ensaladas y ensaladillas, además de varios menús que incluyen bebida y otras cosas de repostería- Dijo terminando la frase con un guiño de ojos la mar de cuco y una encantadora sonrisa.
avatar
Kirinna
Demonios Kitsune
Demonios Kitsune

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Aleksand A. Bright el Dom Mar 18, 2012 3:10 pm

Aleksand -volvió a repetir en un marcado acento alemán, sin poder evitar reír levemente. El extraño lo había identificado como tal a la primera y por su apariencia él debería tener raices similares a las del rubio-Tomaré lo más dulce que tengas, el extra de energía me vendrá bien -se inclino levemente para poder dirigirse a la camarera con una sonrisa perfecta- Y sí, soy alemán. Si debo arriesgarme a decir algo, creo que tu también ¿Me equivoco? -No era tan dificil reconocerlos en América, y estaba acostumbrado a categorizar personas debido a su trabajo. Ahora, la chica que limpiaba la mesa era otra cuestión, no le sonaba de ningún lado por lo que tuvo que simplemente adivinar- Ton tu parais français? -Le dijo como pregunta, si era francesa sabría contestar. Denuevo recordó a Isabella.

-Dejame que siga adivinando -se enderezó para dirigirse a su acompañante de mesa- No estas sucio como para decir que trabajas en el campo, y tu actitud no denota la de un policía. Mmmh lo más cercano sería...¿Miembro del ejercito? -Chasqueó sus dedos como si buscará una respuesta- No, ¿pero a que está cerca?- Solo estaba dando la tonta excusa que el usaba en caso de que le preguntaran por sus aptitudes, y dado que el otro joven tenia un porte y aspecto similar, sería cuestión de probar.

Mientras esperaba la respuesta abrió la carta y le marcó un par de pedidos con el dedo a la hermosa camarera. Posiblemente había ordenado como para cuatro, era lo usual, pero podía caber el caso en que su "amigo" también quisiese unirse. y estaría dispuesto a compartir.
Ante el último ofrecimiento tuvo que negarse rotundamente, no quería arruinar el sabor de la merienda y tampoco era un aficionado del tabaco- Si tengo que morir que sea por algo que valga la pena- Dijo sincero cruzando sus brazos detrás de la cabeza. Tenía curiosidad por el hombre frente a él, pero algo el decía que no debía presionarlo demasiado.




Cuando no hay vampiros cerca, los humanos se van de fiesta~:


avatar
Aleksand A. Bright
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 28/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Gnusmer el Lun Mar 19, 2012 8:27 pm

Miró con una ceja arqueada la cantidad de platos que se pedía el alemán. No podía creer que un retaco comiera tanto y conservara la tableta de “chocolate” como decían las chicas.

-Soy alemán.

Dejó soltar, sin añadir nada más. Tampoco habría podido decir otra cosa. La camarera estaba cerca y dejaba ver demasiado su canalillo.

*Dios, si se podría sujetar mi vodka en esa barra que tiene por pechos*, pensó Gnusmer.

A través de las gafas de sol contemplaba a la joven que parecía haberse anclado en la mesa. Aunque no era de extrañar. Con lo que se había pedido el rubiales, necesitaría cambiarlos de sitio para que estuvieran todos los platos.

-Tráeme mejor dos vodkas, para ver cómo te comes eso necesito estar en situación -le dijo primero a la camarera y luego al chico-. Bien Álex, si vas a jugar a ser adivino, te aconsejo que cambies de profesión. Soy "deportista"... como tú.

Se bebió el resto del vaso de un sorbo y dejó el vaso dando un fuerte golpe a la vez que exclamó:

-Awwwyeah. Esto es lo que necesitaba. Estaba hasta las narices de la mierda de cerveza americana que sirven por aquí. No hay nada que pueda comparar ni igualar al sabor de nuestra cerveza alemana. ¡Estos yanquis, cuándo dejarán de creerse superiores!
avatar
Gnusmer
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Kirinna el Mar Mar 20, 2012 10:14 am

Así que el más joven de los dos chicos se llamaba Aleksand... era la primera vez que oía ese nombre, y le quedaba bien a él. Una de las cosas que más le gustaba a la joven kitsune era hacer encajar el nombre con el tipo de persona, por eso a menudo, si veía como el nombre no encajaba, se inventaba un mote para el afortunado (o desafortunado).

Pero ahora no podía distraerse, Aleksand estaba pidiendo un montón de cosas para tomar en el desayuno y no quería tener que pedir que se lo repitiese. Mientras terminaba de apuntar, el joven rubio se inclinó hacia ella preguntándole algo en un suave tono francés.

-Nop- Dijo sonriente haciendo sonar bastante esa “p”, divertida -Aunque he estado viviendo en Francia hace unos meses, por lo que a lo mejor me sigue durando un poco el acento. Digamos que soy un poco... de una zona más oriental- Dijo terminando al fin de apuntar todo el pedido de Aleksand.

El otro hombre, que se había quedado mirando con interés al rubio tras ver todo lo que se pedía (y sin apartar demasiado la mirada del escote de Kirinna, lo cual a ella le encantaba), al fin recuperó el habla, para pedirse una segunda copa de vodka.

Tras una leve reverencia para excusarse, la joven se alejó de la mesa con el pedido y empezó a reunir todo lo que le habían pedido, entre lo que destacaban unas berlinas rellenas de chocolate junto a dos copas de vodka... aunque a lo mejor no eran exactamente dos copas sino una. Con las prisas, Kirinna cogió una botella que no era, ni por asomo, vodka... y se lo llevó hasta la mesa donde estaban los dos caballeros.

-El dulce más dulce para ti, junto al resto del pedido...- Sólo con la parte de Aleksand ya había llenado más de la mitad de la mesa -Y los dos vodka- (que misteriosamente tenían el mismo color pese a ser cosas distintas)
avatar
Kirinna
Demonios Kitsune
Demonios Kitsune

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Aleksand A. Bright el Mar Mar 20, 2012 9:48 pm

Debidamente notado¿Deportista?¿Cuál es tu especialidad? - Quizás sin quererlo, el joven mayor había despertado cierto interes en el rubio. Existía muy poca gente que pudiese mantenerle el ritmo y que a la vez tuviese el conocimiento que él tenia respecto a la actividad física y en eso su acompañante de mesa se veía prometedor. En seguida notó que aún no le había preguntando su nombre, y el caballero no había tenido el gesto de decirlo. Antes de terminar dándole un mote se decidió a preguntar- Sabes mi nombre pero ¿Qué hay de ti, compañero?

Volvió a sonreir, intentaba transmitirle confianza pero dudaba que el sentimiento llegase ante un sujeto que parecía tan rudo. Miró a la camarera, consciente de su error- Mein Fehler, es tut mir so leid- la dejó escaparse con una sonrisa, y ya para su regreso demostraba completa ansia e impaciencia. Instantáneamente se lleno de emoción ante el aspecto de su orden.

-Itadakimasu - canturreó para la chica y le dió un primer bocado a una de las berlinas rellenas ¡Cielos si eran fantásticas! Tragó el bocado con apenas dos mordiscos, y tenia que realmente contenerse para no seguir comiendo como bestia- Puedes servirte si quieres -comentó de manera impersonal mientras mordía por segunda vez- Tienes toda la razón con lo de la cerveza, pero estas cosas...son simplemente únicas - le tomó solo un minuto vaciar el primer plato. Una vez que comenzaba, no paraba hasta saciarse. Tomó un respiro para decir algo que era debido, un "Gracias" a la gentil camarera del Grill.




Cuando no hay vampiros cerca, los humanos se van de fiesta~:


avatar
Aleksand A. Bright
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 28/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Gnusmer el Miér Mar 21, 2012 8:33 am

Cogió el vaso vacío y se dispuso a pasarlo de mano a mano, jugando con él. Le pasaba el dedo por el borde varias veces, haciendo que sonara un sonido, una nota musical.

-Gnusmer, me llamo Gnusmer -dijo seriamente, pronunciando las sílabas lentamente, como si le hablara a una persona de diez años menos.

*Es que tiene unos diez años menos*, pensó Gnusmer.

No estaba muy seguro pero el rostro era aniñado pese a que parecía querer a jugar con una mirada dura con esos ojos azulados. Pero su aparencia y modales le dejaban perplejo. La camarera trajo toda la comida. Demasiada para su gusto. Mientras el chaval engullía la repostería de dos bocados, Gnusmer se dedicó a seguir con la mirada la falda de la camarera. Ella iba y venía, alegremente. Aunque empezaba a sospechar que se movía cada vez más provocadora porque se sentía observada.

Rechazó con la mano la invitación a comer. Hambre, lo que se dice hambre no tenía. Ni una pizca. Estaba mejor con la garganta caliente por el trago de Vodka. Y lo mejor, aún le quedaba otro vaso.

-La cerveza es lo mejor -dijo sosteniendo el segundo vaso-. Pero tengo pasión por el vodka -cerró los ojos y bebió sin pensar medio vaso.

De pronto, notó que el sabor no era el mismo. Abrió los ojos de par en par y escupió el contenido del vaso hacia Aleksand. Como un gueiser, en plena erupción.

-¿Qué demonios...? -Dijo entre dientes -Zor... ¡Camarera!

La llamó a viva voz, sin darse cuenta de que llamaba la atención de los demás clientes.

-No quiero disculpas, quiero mi vaso de vodka con cubitos de hielo y dos olivas. Rápido. O te quedarás sin propina -dio un golpe en la mesa con la palma de la mano y dejó ver un billete de 20 dólares.

Se limpió la comisura de sus labios con el dorso de su mano derecha. Se sacó las gafas de sol y las dejó colgando en el cuello de su camisa. Observó la cara de Álex...

-Perdona Álex -dijo con un unisitado tono tranquilo.
avatar
Gnusmer
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Kirinna el Jue Mar 22, 2012 10:35 am

De repente, pasaron muchas cosas de golpe, tantas, que sin recapitularlas una por una y con calma, parecería imposible que todo aquello pasara en tan breve espacio de tiempo.

Aleksand había empezado a comer todos sus dulces de repostería, anunciándolo con una sonrisa en japonés. Le había bastado saber que su origen era oriental para saber que Kirinna era japonesa... o al menos ese había sido el primer sitio en el que apareció cuando abandonó la Dimensión Oscura.

Mientras el más joven de los dos le daba la razón a alguna de sus discusiones (no las estaba escuchando todas), el mayor se presentó como Gnusmer. Otro nombre que jamás había escuchado... y mira que había visitado mundo... para que luego digan eso del pañuelo.

Gnusmer jugaba felizmente con su vaso ya lleno del no-vodka, sin imaginarse lo que iba a pasar a continuación. Cuando apenas se había alejado unos pasos de la mesa de los dos chicos, la voz grave de Gnusmer la llamó con severos gritos pareciendo no muy contento. Mientras se giraba, en su mente se iluminaba un letrero que anunciaba su error, el cual sabía inconscientemente que había cometido.

-¡De veras lo siento, lo siento mucho, debo haberme confundido con las bebidas, ahora mismo lo arreglo chicos!- Rápidamente, salió corriendo hacia el interior del Grill para coger un nuevo vaso (esta vez con vodka del bueno) y unas toallas para el pobre Aleksand, que había sufrido aún peores consecuencias que Gnusmer.

Llegó como una exhalación, frenando en seco frente a ellos, tal vez ofreciéndoles un servicio “extra” con el vuelo de su falda, pero eso era lo de menos, pues el error había sido suyo.

Tras dejar la nueva bebida cerca de Gnusmer se arrodilló junto a Aleksand, casi pegándose a él sin darse cuenta, intentando ayudarle a secarse con la toalla que había traido.

-¿Estás muy empapado? Puedo ir a buscarte una camiseta de uniforme para hombres mientras te seco la tuya si quieres... de verdad lo siento mucho- Ponía ojitos de puchero enormes con redondas lágrimas de cocodrilo (cuyo arte dominaba como el andar)
avatar
Kirinna
Demonios Kitsune
Demonios Kitsune

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Aleksand A. Bright el Vie Mar 23, 2012 6:58 pm

Seguía masticando con una quasi sonrisa en su rostro, observando cada movimiento de su compañero -ahora Gnusmer- con su vaso. Le agradó el sonido que producía, la música era quizás lo único que realmente lo llevaba fuera de sí para calmarlo completamente. Si tenía que ser sincero, el rubio se sentía símil bestia en ese sentido.

-Ah, un vaso o dos al día son buenos para la salud. Solo asegúrate de no ir a por más o encontrarás tarde o temprano que un chico más joven te gana en carrera, posiblemente rubio - Estaba intentando quebrar el temple de aquél sujeto, le divertía hacer eso con personas como él pero lo que pasó lo sacudió de todo plan.

La mesa se había quedado en silencio y estaba terminando el primer plato cuando las propias cascadas de Mystic Falls se le echaron encima, extrañamente con sabor a vodka. Pasó un minuto -o más- en el que el menor de los cazadores se limitaba solo a parpadear dándole incluso tiempo a la camarera a volver con toallas sin articular palabra alguna. Las personas alrededor pensarían que el chico estaba conteniendo su ira para no ir a por el mayor de los dos pero era todo lo contrario.

El contacto con Kirinna lo trajo devuelta, por un segundo no sabía como la chica había llegado allí. La miró sin comprender por un instante mientras ella se esforzaba por limpiar el lío en que se había convertido. Ya no podía más, mirando a ambos simplemente se partió a reír. Lo que la mayoría no comprendería es que Aleksand había tenido una vida demasiado dura y llena de responsabilidad como para tener momentos como estos por lo que cuando ocurrían, simplemente...reía. Reía hasta más no poder.

-Yo sabía que hoy sería un buen día- con una suavidad y caballerosidad digna de admiración tomó la mano de Kirinna para que se detuviese, poniéndose de pie-y por lo tanto a ella también- No voy a mentir y decir que no me has pegado tremendo baño Gnusmer eso sí que no me lo esperaba -Ladeó levemente la cabeza para mirar ahora a la camarera. De seguro era su primer día, quería causar una buena impresión en todos y la ayudaría en evitarle problemas-
No es necesario que pidas uno. Tengo un amigo, Matt Donovan, que trabaja aquí estoy seguro que tendrá algo para prestarme -Se acercó levemente para susurrarle al oido- No querrás ir dando explicaciones de esto y pidiendo favores a tu jefe en tu primer día - y después de todo los dos rubios posiblemente eran de la misma talla.




Cuando no hay vampiros cerca, los humanos se van de fiesta~:


avatar
Aleksand A. Bright
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 28/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Gnusmer el Sáb Mar 24, 2012 4:49 am

Gnusmer estaba tan ofuscado en el error que le pilló por sorpresa la risa de Áleksand. Le miró perplejo hasta que no pudo evitar contagiarse del buen sentido del humor. Pero sólo lavantó las comisuras, ofreciendo un semblante alegre, incluso dulce. Algo de lo que no estaba acostumbrado. Tan pronto se dio cuenta, volvió a su habitual seriedad. Dando golpecitos en la mesa con el dedo índice, en señal de impaciencia porque no le llegaba su segundo trago. La camarera estaba más pendiente por traer un paño y limpiar a Aleksand. ¿Porqué no se le ocurrió dejar caer su asquerosa bebida por la entrepierna? Ahora estaría disfrutando de lo lindo con esa chica novata. Por suerte para su impaciencia, la camarera apareció enseguida con su vaso. Esta vez, aunque ella jurara que se trataba de Vodka verdadero, Gnusmer olió el contenido y le dio un sorbo para mojarse los labios.

*Sí, lo es*, pensó.

-No es que nadie me gane en carrera -bebió un poco, quería conservar la bebida-. No te negaré que corro aunque esa es la parte que más odio. Me he especializado en el... tiro, por así decirlo. Me gusta practicar el tiro y el karate -aunque Gnusmer no se dedicaba ni a lo uno ni a lo otro.

Aleksan se desenvolvía bien sugiriendo a la camarera que le prestara una camisa un amigo que trabajaba en el local. Gnusmer se lo quedó mirando, con una mueca de asco y moviendo la cabeza de lado a lado negando. Aleksand no pudo evitar preguntarse porqué. Gnusmer le contestó sin ser preguntado.

-Chico, con todo lo que has pedido, no me puedes mentir con que no llevas dinero. No paro de pensar en lo poco que te quieres si eres capaz de ponerte una camisa usada por otra persona. Tío, que hay una tienda de ropa aquí al lado. No seas rata y ve a comprártela. Yo te cubro tu comida tío, te aseguro que no tengo intención de comérmela... aunque cuando vuelvas debes andarte con ojo por si le meto más vodka...

Dicho esto, no pudo evitar reírse. A veces su sentido del humor le podía aunque no tuviera más gracia que para él mismo. Volvió a recuperar su seriedad y se echó para atrás en su asiento, acomodándose. Realmente estaba pasando un buen día.
avatar
Gnusmer
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Kirinna el Dom Abr 08, 2012 1:35 pm

Aleksand se había quedado muy quieto y callado mientras la joven autodenominada camarera le secaba el chorro de vodka que le había caído encima. A lo mejor estaría pensando en como reaccionar... o en como no reaccionar. Pero desde luego, lo sucedido a continuación la dejó con los ojos abiertos como platos y parpadeando, incrédula; Aleksand se puso a reír como si mil diablos le estuvieran haciendo cosquillas a la vez.

Se excusó asegurando que eso para él era un “buen día” y luego miró a la kitsune que seguía parpadeando sin terminar de creérselo, moviendo arriba y abajo sus pestañas como si de alas de mariposa se tratara. Sin dejar de sonreír, rechazó la oferta de Kirinna, queriendo ahorrarle problemas... aunque con todo los clientes a los que había traído en un solo día, la jovencita tenía por seguro que no le iban a echar la bronca por nada.

-No sé... no me parece bien... he sido yo quien ha metido la pata...- Mientras intentaba pensar con rapidez una solución a todo ese problema, el otro alemán encendió la bombilla parpadeante en la cabeza de la joven. ¡Pues claro, comprar ropa nueva! Sin dudarlo, cogió a Aleksand de la mano, tal vez con excesiva fuerza debido a la emoción. Los ojos le brillaban con entusiasmo.

-¡Llegué hace apenas unos días a la ciudad, y no he tenido tiempo de visitar tiendas ni nada... ¡A mi también me hace falta ropa nueva, y con todo lo que llevo trabajando seguro que ya he terminado mi turno por hoy! Si me esperáis unos minutos que acabe de atender mesas os acompaño a comprar ropa... ¡Y la camiseta la pago yo, que ha sido mi error para empezar- En su mente sentía como sus orejas y colas se agitaban de emoción, incluso tuvo que hacer una mirada rápida de reojo para asegurarse que no se le habían salido sin querer.

Por si fuera poco, sin darse cuenta, había asumido que Gnusmer les iba a acompañar. Si es que en el fondo hacían buena pareja esos dos.
avatar
Kirinna
Demonios Kitsune
Demonios Kitsune

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Aleksand A. Bright el Mar Abr 10, 2012 8:57 pm

¿En serio? - Le preguntó al mayor con verdadero asombro puesto que correr era una de las cosas que mas le gustaban. Aquella sensación de libertad y el contacto del viento con el rostro eran sentimientos únicos para el joven rubio- También me gusta el tiro...aunque soy un poco de la vieja escuela en ese sentido. Tu sabes...arcos, ballestas. Algo que realmente requiera habilidad y destreza- Aunque el chico no estaba completamente consciente de la seguridad con lo que decía aquello, sabía que sin ellas no era nadie, nada lo haría especial. Posiblemente sería un inútil.

Estaba a punto de pararse -luego de los intentos forzosos de la chica por limpiarlo- para ir a por Matt. No podía negar que extrañaba a su amigo y que quería aprovechar para visitarlo, pero el otro alemán simplemente se adelantó y con una propuesta más que razonable. Cuando volvió a abrir la boca ya estaba siendo arrastrado por la animada camarera, ante la situación su rostro volvió a iluminarse con una sonrisa. Esta vez no solo se solucionaría el problema sino que mataría dos pájaros de un tiro.

-Normalmente no dejaría que una señorita pague por mi pero...tampoco puedo negarme a esa sonrisa. Entonces esta arreglado, nos vamos- Miró a los otros dos que conformaban el trío que se había formado allí, asumiendo también que todos irían. No sabía con exactitud que rumbo tomarían pero cual fuese probaría ser divertido, después de todo estaba bien acompañado. Solo faltaba que la chica volviese luego de avisar su retiro a lo que aprovecho.

-Por cierto ¿Cuál es tu nombre?-




Cuando no hay vampiros cerca, los humanos se van de fiesta~:


avatar
Aleksand A. Bright
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 28/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Gnusmer el Miér Abr 11, 2012 1:36 pm

Bueno, realmente se podía esperar cualquier reacción, siendo sincero. Una negativa a abandonar el local. Una retaída de mil millones de disculpas. Una respuesta descarada pero manchada de vergüenza por parte del otro alemán por pretender vestir con ropa usada... pero Gnusmer se juraba para sus adentros que no esperaba la reacción de la camarera. Estaba en toda su salsa esplendorosa. Casi se podía ver un brillo cegador en sus ojos con la única idea de ir a comprar ropa. Nunca entenderá Gnusmer la pasión de las mujeres por comprar y probarse ropa. Con todas las mujeres que salió pasaba lo mismo. Sólo querían pasarse la tarde del sábado quemando la tarjeta de crédito. “Menuda mierda”, pensaba Gnusmer que no le gustaba ser el criado de las bolsas. Sin comerlo ni beberlo, Gnusmer había sido invitado sin preguntar a participar en esta locura de mini aventura sobre la moda. “Bueno, fácil, idea una excusa y deja a la chica con el otro

-Yo debo negarme -pero la frase se le ahogó en la garganta.

La mirada de la camarera desprendía demasiada ternura para negarse. Gnusmer evitó la mirada y apretó los dientes, retirando el flequillo de sus ojos. No sólo notó como se mordía el labio inferior, sino que apretaba los puños.

-B-bueno, n-no puedo n-negarme si me lo...

Si me miras de esa manera”. Tragó saliva, incapaz de articular palabra. Ahora recordaba porque todos los sábados andaba con esas mujeres de sujeta bolsas. Sin darse cuenta, estaba en la calle, lejos de eesa terraza donde se descongelaba los dos cubitos de hielo de su vodka. Los tres estaban frente a una tiendas de ropa.
avatar
Gnusmer
Cazador de Vampiros
Cazador de Vampiros

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En mesa (Aleks y Gnusmer)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.